La publicidad trabaja dentro del área del marketing. Esta última rama del conocimiento tiene como objetivo primordial aumentar las ventas mientras la primera aplica las estrategias de marketing pero su objetivo principal no es vender, según un artículo publicado en el sitio Suit101.net
Por lo mencionado, los cuatro pilares básicos del marketing son las conocidas como las “4Ps”: Precio, Producto, Distribución y Comunicación. Se trata de un “proceso social y administrativo por el que individuos y grupos obtienen lo que necesitan y desean a través de la creación y el intercambio de productos y valores con otros”, según la definición de los gurú del área, Philip Kotler y Gary Amstrong, en el libro “Fundamentos de marketing”.

El mercado y la conducta de los consumidores es clave para cualquier profesional del marketing, éstos deben hacer una investigación sobre quiénes consumen sus productos o servicios y en base a ellos diseñar una estrategia teniendo en cuenta, además, las finanzas de la compañía.
Por su parte, la publicidad es una herramienta del marketing. Informar y persuadir son sus grandes objetivos. Esto incluye desde comunicar el lanzamiento de una nueva marca, dar cuenta de un nuevo uso de un producto, de un complemento de uno que ya está en el mercado o posicionar positivamente a determinada firma. Además, es un área en permanente cambio ya que con el surgimiento constante de avances tecnológicos ha tenido que readaptarse. Prueba de esto es que la publicidad en el móvil en nuestro país creció 67% en el 2011 y para este año estiman un crecimiento de 61,9%, según un artículo publicado en el sitio marketingnews.es

En La  Vitamina, como agencia de marketing y publicidad trabajamos de un modo más global, ya que antes de hacer la campaña que haría cualquier agencia de publicidad, trazamos una estrategia, un plan de acción que nos indique no solo los canales, sino también el mensaje a transmitir, un plan que a su vez segmente a sus clientes potenciales en grupos y que defina cada uno de los mensajes según su estrategia. Además, una vez desarrollada cada acción, realizamos un análisis de resultados con los que “realimentamos” la estrategia, mejorándola para futuras ocasiones. Además nos involucramos en otros aspectos comerciales, como son la distribución, el precio o incluso la definición del producto, dando una respuesta mucho más integral a nuestros clientes.